Nadie vive del todo cuerdo










Si eres jinete y cabalgas sobre el abismo
suelta las riendas confía en el instinto del caballo





Parafraseando amor
Como cornisas con vistas al mar
Como adicta a la aventura de vivir en las alturas

Parafraseando amor
Como parte de versos ajenos que se abalanzan sobre ti
Desde el punto más álgido de una químera hasta tu cuerpo
Espalda marcada después de alcanzar el vuelo
Alas desplegadas al batirse
Alegría y tristeza en comunión.

Parafraseando amor a cuestas
Momentos de esos que llegan envueltos de algodón
Instantes de aquellos de cualquier tarde
Cuando el imparable tic tac hace sombra al té
Y se presenta colmándote de ojos y moviendo el piso
Sacudiéndote las clavículas aladas.

Enamorando al columpio que te balancea en ese instante
Momento de ventanas abiertas y cara de poker
Momento sobre esos brazos donde empezaste a desvariar y amar
Momento pleno de lascivia e impúdica obscenidad
De virginal sensualidad en la mirada
Momentos de ceguera que leen braille sobre la alquimia de un latido.

Parafraseando amor en pentagrama
Zapateando sobre esa melodía que hiciste tuya
Pellizcando un corazón
Caminando descalza como si su cuerpo fuera tuyo
Y pudieses moldearlo con los dedos de tus pies.

Me anudo a sus muslos jadeando
Una corchea me masturba secretos encriptados en su alma
Galopo al trote sobre ella
Es entonces que comprendo
Lo de soñar despierta e inmolarse en la melodía.