calmA

Recobramos la cordura









“Me niego a hacer diferencias entre cada minuto de mí mismo. No acepto el espíritu planeado.” 
"Vivir no es otra cosa que arder en preguntas"
―Antonin Artaud






No fueron universos, ni océanos, ni desiertos
ni poemas huecos.

No fueron letras cursivas en noches de espera
ni rayuelas proyectando cometas en psiquiátricos
ni paraguas como botes para náufragos.

No, no fue la lluvia, ni las aves, ni el tren.
No fue la piel, ni los ojos, no fueron los dedos de sus manos.
No fue el sexo, tan siquiera fue el sexo.

Créditos de amaneceres
caricias latiendo en aquella nuestra canción
(I don't want to miss a thing baby. I’m talking about us)
relojes de arena
(la arena es el poema)
(re)descubrimientos de personajes malditos
Baudelaire y sus flores 
arcángeles alumbrando cementerios
y la convicción de un tiempo entre algodones.

No hubo holgura para llenar de pérdidas
ni riberas muertas (re)conociendo los ríos de Heráclito
ni principios de esperanza pretérita.

No, no hubo supernovas en este (mi) Mediterráneo
ni alforjas con chimeneas y bautizos
ni aparejos de pesca con mallas negras
ni aquella sutilidad azul, fugaz...

No. No fue la sangre. No era el horizonte. No fueron los bosques del sur sobre su cuerpo.
No fue el faro. No eran raspas ni neptunos.
No había rastros.
No hubo preguntas.



...Crecen cipreses
nacen margaritas en el paraíso (V) 




"Nada existe, porque todo lo que existe, existe un instante y al instante siguiente ya no existe sino que es otra cosa la que existe".
Heráclito