dissabte, 27 d’abril de 2013

La mujer posible



"Y por otro lado, usted me parecía tan bonita, y con una gracia tan humana, tan de todos los días. Bonita como cualquiera de las mujeres de las que espero el pan y el espasmo, y que me alcen hacia un umbral corporal". 
Antonin Artaud 






La mujer posible me sonríe desde un pasado que solamente a mí me pertenece mientras ella se regodea en este presente que es tan extraño y ajeno; tan irreal como el dibujo de sonrisa que perfila en el aire cargado de misterio y belleza. 

La mujer posible me imanta desde el entrecejo del ensueño, zurciendo con su danza, deshilvanados hilos de la trama que no fue.

La mujer posible me enreda en tentáculos de absurdo y me cubre de pálidos racimos. 

La mujer posible me vigila desde algún lugar de aurora, aún esperada e incierta. 

En el sueño, era un perro enmascarado de oso marrón, que lamía alguna herida del alma, o vaciaba un hueco de ausencia imposible de llenar; y en cuanto le saqué el disfraz era una perrita de orejas caídas y ojos flotantes que me interrogaba, o yo interrogaba, sabiéndome por fin en casa, y amanecía en sollozos entrecortados. 

Pero nunca hubo una lágrima, era un lago reseco, que en el alba dejaba oír tan solo su eco, casi apagado de pena. 

Y entonces como si hubiese viajado a través de una mujer y sus eras, su geología arcaica, en huellas de abrazos lejanos y besos mustios, su resabio de piel deseada, a fuerza de generosidad, que demudaba hacia un pasado posible, endulzado en tersuras, imantado en turgencias, derrochado en besos e infatigables caricias; un pasado como un albor de madurez que se niega a tornar grave, y permanece sonriendo joven e insinuante, tan adivinada de sexo, duración y encierro; de fragor instantáneo, de complicidad sostenida, de trance solidario, pero tan solo un instante, que suele perderse... como todos.

8 comentaris:

  1. He decidido perderme en la geología arcaica de esa mujer más que posible. Y tú tendrás la culpa.

    Bisous.

    ResponElimina
  2. Cualquier día me vas a quitar el disfraz que no te das cuenta que llevo siempre y vas a descubrir lo que realmente soy: Un tierno corderillo blanco :)
    Besos y salud

    ResponElimina
  3. Dentro de mucho tiempo, seguirá siendo tan solo un instante de nuevo..

    Mientras me quedo con un beso de esos que derrocha y un poco de lo demás también...

    La vida es lo que sucede mientras hacemos otros planes.

    Besos y Martini

    Sicilia

    ResponElimina
  4. Transito por tus letras como en un sueño,
    y ,a falta de caracolas ladronas del mar, busco huesos
    xilófonos que al golpearlos reproduzcan el sonido de tu cuerpo de hembra
    Mi costilla se buscó a sí misma y al golpearla contra la lluvia se convirtió en mi respuesta y en su voz.
    He pronunciado, dijo

    ResponElimina
  5. De tan lento que iba mi presente, me adelantó el pasado
    En ese momento conseguí un fósil de los estratos de la mujer probable,
    tenía forma de caracola, la puse sobre mi oído y me contó...cosas,mares,vidas,noches,sueños,cielos,gatos,sábanas,lugares,años,Pleyades,equinoccios,montañas e infinito.

    ResponElimina
  6. Por que me empeño en leer en los espacios blancos que hay entre cada linea de palabras.

    Debe ser la primavera.

    Beso

    ResponElimina
  7. Es precioso este texto, intenso, lleno de madurez, sabio.

    ResponElimina