dissabte, 25 d’octubre de 2014

Deriva





El río quieto.
Un barco navegando
sobre mis sueños
Lia Mierchs


10 comentaris:

  1. Hermosa imagen y, a su pie, un precioso haiku directo a la conciencia.
    Afloran los frutos de este paréntesis que has hecho.
    No conocía a la autora.

    Otoño en la ventana.
    No es que atardezca:
    es que la lluvia es noche.

    Besos,
    Saleta.

    ResponElimina
  2. Has dado la luz y todo resplandece de nuevo, tu capacidad de crear belleza me rompe.
    Gracias calmA
    J.

    ResponElimina
  3. en la cima, toda la belleza se despliega antes los ojos

    y en tus sueños, me conformo con ser naufrago

    ResponElimina
  4. Me encantó que estés aquí.

    Un beso.

    ResponElimina
  5. Volver a visitarte es una gran alegría ! Abrazos!

    ResponElimina
  6. No puedo creerlo
    ¿He vuelto a los sesenta?

    ResponElimina
  7. Me gusta todo CalmA desde la portada hasta el vídeo, tienes un gran sentido de la estética.

    ResponElimina
  8. Excelente. Cómo te abrazo, camita. ¿Sabés? Un olivo está medio enfermo. Aquí es muy húmedo para ellos, no sé por qué insistimos en darle a las plantas entornos no saludables para ellas. Ambición, tal vez. chau

    ResponElimina
  9. Cuántas veces he pasado... me alegra tu vuelta y encontrar nuevos sueños

    Abrazos y buena semana

    ResponElimina