diumenge, 28 de juny de 2015

Útero




Para saber de amor / para aprenderlo / haber estado solo es necesario / y es necesario cuatrocientas noches / con cuatrocientos cuerpos diferentes / haber hecho el amor. / Que sus misterios, / -como dice el poeta- son del alma / pero un cuerpo es el libro en que se leen.
De Jaime Gil de Biedma





I

Suceden milagros
en el útero de la primavera
poemas mancillados de huellas
en el parque de los estigmas
anexos a balas y dagas
como esporas preñadas
por el duermevela de las margaritas.

II

Arañazos de locura en los dedos
carmín arcano entre los muslos
porquería ensuciando los ojos ciegos
camastros de flores clamando al cielo
aguanto la respiración
me persigno ante el temblor.

III

Abrazo pleonasmos hambrientos
implorando poesía en los túneles
hay un grafitti en aquel callejón escrito en rouge :  Me asfixio
no dejes que entre el poema
que me viole con su agonía
aleja de mi el vaho del verso.

IV

Desata mi falda /  el liguero / las piernas
el tacón que te aprieta el glande
permite que apure el oxígeno / el éxtasis
mi cara de Wendy  / tu cara de Peter

el verso quebrado.





9 comentaris:

  1. Alcanzando un síncope orgasmatico

    ResponElimina
  2. ¡¡has vuelto, has vuelto, has vuelto!!!!!! y cómo has vuelto.

    ResponElimina
  3. Te echaba mucho de menos, ya me has dado material para la reflexión, muchas gracias... :)
    Besos y salud

    ResponElimina
  4. Me asombra tu poesía...tu forma de dibujar versos aparentemente inconexos cosiéndolos a través de los ojos de quien te lee...

    Un placer leerte de nuevo.. :)

    ResponElimina
  5. Esto fue envolvente, encuentro que necesito la agonía del poema y el vaho del verso,
    ¡por Dios, me quedé dando vueltas ! y después, estacionada en la melancolía del anhelo…

    Gracias por tu poema

    ResponElimina
  6. ...grandiosa tu definición, ...y yo, ya ves, entraría entusiasta después de recorrer cada poro de tu piel, cada pliegue de tus formas, ..en tunel que lleno de pesia ...

    ResponElimina
  7. Creo que Biedma tiene absoluta razón. Yo no he sido vehemente en esas cuestiones y he pecado de conformismo. A veces necesitas cuatrocientas noches para reconocer un sólo cuerpo y otras tantas para perderte en los detalles.

    ResponElimina
  8. I.- Sólo los poemas que mancillan son capaces de preñar a las nubes.
    II.-No hagamos una religión de los temblores, resignémonos a los clamores.
    III.-Hay poemas divertidos que después de violarte dejan un vaho de comicidad.
    IV.-Cara de Peter, cara de Wendy: el orgasmo pertenece a los feos y a los piratas malvados.

    ResponElimina