Elegía del eco



Se asoma a ver las aguas del río Sena. De noche el agua se mira negra, una leche negra hacia la cual Paul Celan se lanza. Una leche negra en la cual espera ahogarse.

De: Leche negra de la muerte: Paul Celan 









No hay Firmamento. No te indultes.

Quebrados los vínculos del abandono, el ulular de los lobos esputa cuentos terrorificos en el alma.
(Muer-te-pu-ta). El tálamo es un féretro frío, el único signo de vida = galenos del último colofón pujando en las cribas de sal (aguaceros de lágrimas, seísmos de greda muerta). 

Penitas de invierno
brocha para las rajas
coléricos sueños míos
el precipicio a la vista
y los ojos en el útero. 

¿Quién no entiende a un poeta retando al destino? ¿Quién soporta la nada inútil del deseo final? 

No hay Universo. Sólo barrizal de endorfinas.

...y un gato mudo -sueña Celan-

desgarrando el amanecer.

calmA 3 / 16


Comentaris

  1. UY, mi niña amaneció con pensamientos sombrios, abrete a la Primavera corazón, que entre la luz a raudales en tu interior, ya ves, incluso, según el video, una lagrima puede ocasioner el comienzo de vida, pero eso si, hay que saberlo administrar, igual que el amor, no hay que dejarle todas las responsabilidades a el solito, tenemos corazón si, pero también sesos... :)
    Besos y salud

    ResponElimina
  2. Me parecio un texto casi gótico...
    Aunuqw todo le queda bien signorina..
    Voto no al indulto.

    Repóngase pronto rubita.
    muas
    S

    ResponElimina
  3. Muchas veces se nos rompe el universo con la simplicidad del latido errado. Un beso

    ResponElimina
  4. ¡Me asomo a la tierra y me asombro de tu lírica! No podemos nombrar lo que no existe pero si pretender lo posible de un nombre. Fe en el cosmos y en la constatación de lo creado como una lucha sin final. Y si, además, pensamos en la perfección de sus matices, necesariamente, tendremos que creer en el universo del lodazal y las endorfinas de la belleza.

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada