dimarts, 8 de novembre de 2016

Lucha de gigantes



- Sucedió hace dos meses -

Él,
un joven sensible, introvertido
inteligente y frágil...
adicto a las sustancias prohibidas,
como tantos.

No,
no era poeta ni vivía en el poema,
tampoco se subía a azoteas ni cornisas,
ni se sentaba en las ramas de los árboles.

Lo hizo más sencillo,
se tiró desde un 7º piso
y se estampo contra el suelo.

No acudieron ángeles redentores extendiendo alas que lo salvaran.

Pudieron más sus demonios.


Se llamaba Carles y era (es) mi sobrino.




                            Antonio Vega (Lucha de gigantes, en Memoria)