Y por siempre será...







Quiero que te crezca musgo entre las piernas
y que te conviertas en un árbol
de hoja perenne.

Los pájaros hacen nidos en tus ramas
con forma de pestañas
y ponen huevos.

A veces
cuando el viento te mueve,
parece que bailas,
pero es mentira,
porque yo acerco mi cuerpo a tu cuerpo
y allí solo bailan las hormigas
que viven en tu corteza.

Dafne no debía estar menos triste
que yo ahora,
no debía llorar menos
que yo ahora,
ni debía echar menos de menos a Apolo
que yo a ti ahora.

O quizá sí.



       
       
       
       

Comentaris

  1. Siempre acecha el sufrimiento a la vuelta de la esquina...
    Besos y salud

    ResponElimina
  2. Hermosura en la presencia que late en las palabras

    Hormigas en el interior


    Besos

    ResponElimina
  3. Echar de menos escoge a un símbolo en el mundo.
    Y el símbolo señala, siempre señala
    a algo más profundo.

    Besos, amiga.

    ResponElimina
  4. Yo creía que no.
    ...Pero quizás sí!


    Beso!

    ResponElimina
  5. Tu poema abraza el árbol,
    arraiga en sus raíces,
    desnuda su corteza,
    extirpa sus lombrices...







    ResponElimina
  6. Y si vuelve ?
    y si abraza?
    y si ríe?
    Y si late?
    Y si tiembla?
    Y.......
    joooo
    Besos rubita´
    S

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada